domingo, 15 de junio de 2008

Yo flipo.

El día que salga de la consulta del tocólogo sin decir "yo flipo" y tirarme 10 minutos despotricando, montaré una fiesta para celebrarlo.
La última visita ha sido... cómo llamarla... ¿improductiva?, ¿absurda? Todo se queda corto.
Supuestamente me iba a dar el resulta del análisis de sangre completo que me hicieron (y puedo dar fe de que sacaron suficiente sangre como para decir de qué murieron mis antepasados) y explicarme por qué me habían repetido esa misma mañana la curva de azúcar (también conocida como curva de glucemia, para que una que yo me sé no se altere)... bueno, pues todo lo que había recibido el médico era un papel en el que ponía ¡¡¡que mi grupo sanguíneo es 0 negativo!! oooooohhhhhhhh... ¡¡qué gran descubrimiento!! Eso lo sé yo desde que tengo uso de razón, de hecho ya se lo había dicho en mi primera visita.
Así que nos tiramos media hora en la sala de espera para que me hiciese cosquillas en la tripa y me dijese eso... ¿me están vacilando?, ¿hay una cámara oculta en alguna parte? Hay que reconocer que él estaba tan flipado como yo con los "resultados" que le habían mandado, pero me da igual.
¿Qué va ser lo próximo?, ¿descubrir que tengo la sangre roja? ¡¡¡¡Aaaaahhhhhhhhhh!!!!