lunes, 12 de mayo de 2008

La decisión.

Al final me he decidido y, aunque en teoría debería esperar hasta la ecografía, voy a pedir cita con la matrona porque... ¿con qué cara me va a mirar si aparezco embarazada de casi dos meses? Es capaz de ponerme una multa por mala madre, o algo así.
Y es que me cabrea la situación... ¿qué se supone que debo hacer? Nadie me dice nada (me refiero a los médicos, porque el resto del mundo me da todo tipo de consejos y sugerencias, cada cual más disparatada) y estoy de los nervios porque no sé si que me duela la tripa es normal, si el jamón cocido se considera embutido y por lo tanto no se puede comer o si tengo que hacer o dejar de hacer algo... ¡¡¡necesito información!!
Sí, vale, hay cosas lógicas (no correr una maratón, ni ponerte a mover muebles a las cinco de la mañana, ni empapuzarte a comer), pero seguro que hay otras tantas que no lo son tanto y de las que yo no tengo ni idea.
¡¡¡Quiero acosar a una matrona!!!, ¡¡¡quiero poder acribillarla a preguntas!!!, ¡¡¡quiero ganarme el título de "la embarazada más desquiciada de la isla!!!
¡¡¡¡¡¡Jolinnnnnnnnn!!!!!!!

1 comentario:

ZvdlZG04qM3E4.974GOuXC0KLAp0Xbee8MsAnmw- dijo...

Hola guapa,

El otro día se me olvidó recomendarte un par de libros que yo tengo y que me encantan. A lo mejor, además de reírte un rato con las experiencias de una madre primeriza, te ayudan a resolver tus dudas.

COOKE, Kaz, Embarazada: La guía indispensable para madres primerizas, Ediciones B, 2002.

COOKE, Kaz, Guía indispensable para el cuidado de bebés, niños y preescolares, Ediciones B, 2005.

Esos en plan divulgativo y divertido. Después, ya en plan más "enciclopédico" es súper completo:

MURKOF, EISENBERG, ARLENE Y HATHWAY, Qué se puede esperar cuando se está esperando, Ediciones Medici, 2003.

Ya me contarás si te decides por alguno.

Un beso,

Miriam.